Fachada delantera del Palacio de La Aljafería de Zaragoza
Fachada principal del Palacio de La Aljafería de Zaragoza

Palacio de la Aljafería en Zaragoza

 

El Palacio de la Aljafería es Monumento Nacional de Interés Histórico Artístico y Patrimonio de la Humanidad por su arte mudejar, y es considerado el palacio musulman más importante de Occidente del siglo XI. Hoy en día es un magnífico conjunto artístico y monumental y además alberga la sede de las Cortes de Aragón.

La Aljafería está situada a solo unos minutos del centro, la entrada se realiza por la calle Diputados, junto a la Avenida de Madrid. Desde el centro se llega en unos minutos, tanto andando como en bus. Desde Coso y Plaza de España por Conde Aranda o las lineas 22, 52, 32, 33 o 36. Desde la puerta del Carmen por el Paseo Maria Agustín o con los buses 20, 21 o 51. Desde el Ebro por Echegaray y Caballero.

Horarios y entradas:
Del 1 de Abril al 15 de Octubre: Todos los días de 10 a 14 h y de 16,30 a 20 h. (excepto los jueves mañana y tarde y el viernes por la mañana que se reservan para visitas de grupo previamente concertadas ).
Se realizan visitas guiadas todos los días a las 10.30, 11.30, 12.30, 16.30, 17.30 y 18.30 h.
Resto del año: Lunes a sábados de 10 a 14 y de 16 a 18.30 h(excepto jueves mañana y tarde, y viernes por la mañana reservados para visitas de grupo previamente concertadas). Laborables de .
Domingos y festivos: 10 a 14 h. – Se realizan visitas guiadas a las 10.30, 11.30, 12.30, 16.30 y 17.30 h.

Precios:
Entrada General: 3 €- Jubilados y estudiantes: 1 € -Grupos(mínimo 10 personas): 2 €
Gratuita: los Domingos y los menores de 12 años acompañados.

Son de especial interes para visitar, el Patio de San Martín, el Torreón del Trovador, el Patio de Santa Isabel, el Oratorio, el Salón Dorado, el Palacio de los Reyes Católicos y las Murallasexteriores y el foso.

Imagen del foso del Palacio de La Aljafería en Zaragoza

Historia del Palacio de la Aljaferia

 

Se construyó en la época de Al-Muqtadir, entre el 1046 y el 1082, a extramuros de la ciudad junto al Ebro, como residencia de recreo de los reyes del reino Taifa de Saraqusta. Tras la reconquista de Zaragoza en 1118 por Alfonso I El Batallador pasó a ser residencia de los reyes cristianos de Aragón, que fueron realizando sucesivas obras de ampliación y reacondicionamiento convirtiendolo en el principal foco de difusor del arte mudéjar aragonés. Pero fueron los Reyes Católicos, en 1492, los que realizaron la mayor ampliación del complejo construyendo en su interior lo que se conoce como Palacio de los Reyes Católicos. Desde 1485 el palacio fue también sede del Tribunal de la Inquisición incluidas sus cárceles. Felipe II ordena en 1593 convertirlo en fortaleza militar, y se construyen la fortificación exterior, el foso y los jardines. En los siglos posteriores sufrió reformas continuas al ser usado como acuartelamiento militar, y grandes desperfectos, sobre todo con los Sitios de Zaragoza de la Guerra de la Independencia.

El palacio fue enteramente restaurado durante la segunda mitad del siglo pasado y actualemente acoge la sede de las Cortes de Aragón y con casi 1000 años de historia, es uno de los monumentos histórico-artísticos más visitados de Zaragoza, junto a la basílica del Pilar y Catedral de La Seo.

Fachada delantera del Palacio de La Aljafería de Zaragoza
Fachada principal del Palacio de La Aljafería de Zaragoza