Información para visitar El Pilar en Zaragoza
El Pilar de Zaragoza

Información para visitar El Pilar de Zaragoza

 

Una de las torres del Pilar de Zaragoza
Torre del Pilar

La Basilica del Pilar de Zaragoza es el templo barroco más grande de España, uno de los santurarios marianos más importantes del mundo católico y un centro artístico de primer orden. Por todo ello y más el Pilar de Zaragoza es el emblema de la ciudad, y es uno de los monumentos españoles más conocidos en el extranjero.

Situada entre la orilla del río Ebro y la plaza del Pilar, la basílica tiene forma rectangular y mide 130 metros de largo por 67 de ancho. Con 3 naves de igual altura, cuenta con 11 cúpulas, 10 bóvedas y 4 torres, a una de las cuales, junto al río, se pude subir para ver una mágnifica vista de Zaragoza y el río Ebro.

Dentro de la basílica podemos visitar la Santa Capilla de Ventura Rodriguez que guarda la imagen de la Virgen, el Retablo Mayor gótico de Damián Forment, el magnífico Coro renacentista, las pinturas de Goya y los hermanos Bayeu, el Coreto, el sagrado Pilar de la Virgen o el museo Pilarista o entre otras joyas artísticas.

Horarios de visita: En verano de 5,45 a 21,30h. y en invierno de 5,45 a 20,30h. los laborables y de 5,45 a 21,30h en días festivos. – Museo Pilarista: de 9 a 14h y de 16 a 18h.
Subida a la torre: En invierno de 9,30 a 14 y de 16 a 18 h, verano de 9,30 a 14 y de 16 a 19 h. Viernes cerrado.
Precios: Entrada Basílica: gratuita – Visita a la Torre: 2 euros – Visita Museo Pilarista: 2 euros.

Historia de la basílica del Pilar:

Según la tradición, la Virgen María, cuando todavía vivía en Jerusalén antes de ascender a los cielos, vino hasta Zaragoza para consolar al Apóstol Santiago. Al llegar a la ciudad la noche del 2 de Enero del año 40 de nuestra era se encontró a Santiago a orillas del río Ebro, mientras predicaba el Evangelio a los primeros convertidos al Cristianismo. Ella trajo la columna o pilar sobre la cual se construyó la capilla que fue el primer templo Mariano de toda la cristiandad, y que aún hoy en día se conserva y venera dentro de la basílica.

La primera capilla contruida sobre el pilar de la Virgen perduró durante muchos siglos siendo respetada durante la ocupación musulmana., y tras la reconquista de la ciudad por el rey Alfonso I en 1118 fue sustituida por un templo románico, que fue destruido en 1434 por un incendio. Entonces se impulsó la construcción de un nuevo templo gótico-mudejar para sustituirlo, y en 1515 se concluyó la constucción de la nueva iglesia.

Debido al aumento de la devocióna pilarista a lo largo del siglo XVII, la iglesia se quedó pequeña, y se planteó edificar un nuevo templo mucho mayor y más monumental, en consonancia con el espíritu de la contrarreforma y con su nueva categoría de concatedral, y que emulase a la catedral de San Salvador (La Seo), que entonces era el mayor templo de la ciudad. Se toma como referencia el nuevo arte barroco italiano y en concreto la Catedral de San Pedro de Roma. El Cabildo convoca un concurso, y en el año 1674 comienzan las obras de construcción de la actual basílica que se terminan sobre 1754, pero durante los siguientes siglos se van haciendo reformas y mejoras, tanto en el exterior como en el interior, así en el año 1765 se terminó la Santa Capilla, en 1872 se finaliza por completo el cubrimiento con la termianción de la gran cúpula central y de la primera torre, a las que se sumarían las levantadas en 1907 y 1961 dandole su forma actual.

El Pilar de Zaragoza visto desde el río Ebro
Imagen del Pilar de Zaragoza desde El Ebro