Imagen antigua de la Plaza Aragón de Zaragoza
Imagen antigua de la Plaza Aragón de Zaragoza

Plaza Aragón en Zaragoza

 

La plaza de Aragón es otra de las céntricas plazas de la ciudad y su forma elíptica la hace muy singular. Concebida casi como una prolongación natural del paseo Independencia, linda con este al norte, y con la plaza Basilio Paraiso al sur. Alli se situa el Palacio de la Antigua Capitanía General de Aragón de estilo neoclásico.

La plaza es un lugar de paso muy transitado, pero también de paseo entre sus filas de árboles y los bustos de ilustres aragoneses, o de descanso en sus amplios bancos, o de alivio, con sus fuentes para reponernos del calor en verano. Aunque la mayor parte de la plaza está ocupada por cajas de ahorro y bancos, en la parte este junto a Independencia encontramos varios lugares donde comer desde un bocadillo a pasta italiana.

Historia de la plaza Aragón:

La construcción de la plaza de Aragón surgió como consecuencia de la del Paseo Independencia, cuando a principios del siglo XIX se proyectó el mismo, y al sur del cual, tras la puerta de Santa Engracia, se planeó una glorieta en torno a la estatua de Ramón Pignatelli. Con la construcción de paseo se trasladó la estatua a su actual ubicación junto al canal en el parque Pigantelli, y situando en su centro un nuevo monumento al Justicia de Aragón, con lo que la plaza adoptó su nombre actual. La puerta de Santa Engracia se colocó cerrando la plaza por su lado sur, pero con el paso del tiempo y por necesidades del tráfico se eliminó y desapareció. Con la reforma del paseo en el 2003 la plaza mejoró su aspecto y se añadió el pasillo central de banderas de Aragón y Zaragoza que le aportaba personalidad a la plaza, aunque tras las obras del tranvía en 2011 la zona central se reformó y se eliminaron las dos hileras de banderas para poder situar dos paradas de tranvía.